Tel. (+34) 93 439 76 97

aloe vera

El extraordinario éxito que está obteniendo actualmente en el mundo entero el ÁLOE VERA, ha llamado la atención a muchos fabricantes poco escrupulosos que se dedican a introducir en el mercado productos de escaso valor.

He aquí unas informaciones que serán de gran utilidad a la hora de elegir su ÁLOE VERA de máxima calidad.

1. El ÁLOE debe de ser ÁLOE VERA de la especie Barbadensis Miller que dentro de las 250 especies conocidas de ÁLOE es la que más propiedades tiene. Debe de ser cultivado en zonas subtropicales con modernos métodos de agricultura biológica, sin uso de pesticidas, insecticidas, antiparasitarios o herbicidas. Y no debe ser mezclado con otras variedades.

2. Hay que leer atentamente la composición en la etiqueta del producto, haciendo caso omiso de la etiqueta que pone “Áloe Vera 100%” ya que no garantiza absolutamente nada. Hace falta averiguar que se trate de un producto que contenga como ingrediente principal el gel o pulpa de ÁLOE VERA e ingredientes estabilizadores procedentes de fuentes vegetales naturales. Sólo si el producto tiene el número de Registro Sanitario de Alimentos se puede confiar en lo que refleja la etiqueta.

3. El método de proceso del aloe es fundamental.

  • El prensado de la “hoja entera” (Whole Leave Process) requiere moler y triturar por completo la hoja entera del áloe, tanto el gel interior como la corteza exterior. El resultado es una papilla verde oscura, totalmente inapropiado para el consumo humano debido al alto contenido de “aloina” – un potente laxante – y otros componente amargos. Se añade a continuación celulosa de enzima para desintegrar la fibra y permitir un procedimiento continuo. Al final, mediante un proceso de precipitación química se separa la pulpa de la aloína. De esta manera aunque se conserve gran parte de los polisacáridos de la hoja entera, la actividad natural de la hoja original ha sido alterada irremediablemente.
  • Tanto el gel interior como el zumo de la hoja entera se venden con frecuencia a base de concentrados o polvos y son presentados como “Zumo de Áloe Vera 100%”. Esta es la manera más barata de producción para el fabricante al no tratarse de un zumo fresco. Para obtener polvo o concentrado de Áloe Vera el producto debe someterse a una larga serie de tratamientos, los cuales inevitablemente destruyen una cantidad importante de los principios activos de la planta. Este producto de Áloe se detecta fácilmente por su sabor, olor y color. Esto es lo que hay en el mercado.
  • Por fin existe el Prensado del gel o filete interior (la pulpa) de las hojas frescas, recién colectadas. Con este proceso se separa manualmente el gel interior de la corteza exterior, utilizando sólo el filete interior. Las plantas tienen que tener al menos cuatro años y medio para que sus enzimas estén a punto de maduración. Este último es el método más natural aunque sea el que más personal requiere. Es el método ideal aunque sea el más costoso. Es el método que utiliza FOREVER LIVING PRODUCTS.

aloeforever

4. El proceso de estabilización. Para que la pulpa del ÁLOE VERA conserve intactas todas sus propiedades terapéuticas, es fundamental que esté perfectamente estabilizado en frío. Este tipo de estabilización es más complicado y más costoso que la estabilización en calor (pasteurización), practicada ordinariamente, ya que, sometiendo el áloe a una temperatura de hasta 120 grados, se pierde casi todo el valor nutricional y las cualidades medicinales de esta planta maravillosa. FOREVER LIVING PRODUCTS es la única empresa en el mundo con varias patentes mundiales de estabilización en frío del ÁLOE VERA.

5. Hace falta controlar el envase. No tiene que ser de plástico transparente, a través del cual ya se puede notar el color marrón más o menos oscuro del Áloe: señal de que el zumo está oxidado o ha sido sometido a una estabilización en calor. El envase tiene que ser de un plástico especial para preservar el producto de la luz. Además tiene que ser sellado a la origen, es decir apenas embotellado, para preservarlo de cualquier tipo de contaminación. El zumo y pulpa de aloe vera de FOREVER está embotellado fresco en garrafas de polipropileno con una capa de aire intermedia para conservar el producto en condiciones óptimas, hasta su consumo.

6. El auténtico zumo de ÁLOE VERA está fabricado bajo una licencia alimenticia cuyo número de Registro del Ministerio de Sanidad debe de figurar claramente en la etiqueta o en el envase. La mayoría de los jugos de áloe en el comercio no tienen licencia alguna o tienen una licencia de producto cosmético por lo tanto nada ni nadie certifica la exactitud de los componentes que aparecen en la etiqueta.

7. Y por fin el Sello del Consejo Científico Internacional del Áloe. Este organismo independiente, un laboratorio nacido en el año 1982 a raíz de la falta de un organismo de control competente en materia de ÁLOE, se propone de analizar anualmente los productos que se le someten y otorgarle el codiciado Sello si cumplen con una serie de condiciones cualitativas muy estrictas (estabilización, ausencia de agua, ausencia de aloína en el producto). El Sello del Consejo Científico Internacional del Áloe es el máximo símbolo de calidad y debe de figurar en el envase. El ALOE de FOREVER es el único en el mundo que responde a los máximos criterios de calidad y de pureza. FOREVER ofrece una garantía total y absoluta sobre todos sus productos a 30 días, sin condiciones.

Sellos Footer